Es usual que Cualquier Iniciado en Ifá, dentro del Ifá Yorùbá Tradicional, sea consagrado posteriormente en su Orisa Tutelar, en Ori y en Egúngún. Dentro del Linaje Akiwande, esta Consagración es muy compleja y completa en comparación con otras que dentro del “Ifá Yorùbá” hemos visto. Variantes como la forma, tipo y cantidad de animales que alimentan a Egúngún, los materiales y el propio Egúngún que se entrega, nos garantizan que esta Consagración otorgará los medios espirituales, religiosos, de vida y económicos que facilitaran su destino aquí en la Tierra y de seguro proveerán los medios económicos para los subsiguientes pasos que necesite la persona dentro del Campo Religioso y espiritual.

Dice Ifá que los Orisa, Ori y Egúngún, conforman la estructura fundamental del Babaláwo e Iyanifa.

Todos los practicantes del Ifá Yorùbá Tradicional reconocemos que caminamos en los hombros de Nuestros Ancestros, pues a través de esta Consagración de Egúngún, obtendremos los medios para establecer mayor y mejor comunicación con esos Ancestros, los elevaremos a mejor posición y podremos vivir su legado en Ure, recibiendo de mejor forma todas sus bendiciones.

A quién está dirigida esta Ceremonia:

  • Todo Babaláwo, Iyanifa, Iyalorisa, Ise’Fa.
  • Todos los Babaláwo, Iyanifa, Iyalorisa e Ise’Fa que por su Odun tengan que consagrarlo.
  • Todos los Babaláwo, Iyanifa, Iyalorisa e Ise’Fa que estén interesados en obtener las bondades y beneficios que implica esta consagración.